Nafi Er wigs ponytail, this is uk hair extensions a short hair after the popular, but also in human hair extensions the short hair behind a little hair, so that cheap hair extensions your hair will have a Variety of feeling, this depends on remy hair extensions your own hair color Is what to choose the appropriate hair color.
Hay 31 usuarios online





Por Luis Alonso Escalar en las Rocosas Canadienses
..
Publicado en Desnivel
Especial Invierno 98/99

 


Luis Alonso en Sea of Vapors

Mes de marzo. Son casi las 2 de la maana cuando llegamos a Banff en nuestro recin alquilado Pontiac Grand Am. Hace fro, mucho fro. Un alce se est comiendo un jardn. Esto parece 'Doctor en Alaska'... Afortunadamente, en nuestro hotel, el Blue Mountain Lodge, no se han olvidado de dejarnos la llave en el buzn. La habitacin es pequea pero confortable. Dormimos como troncos.

A las 7 de la maana estamos ya despiertos, las ocho horas de diferencia con Espaa nos tienen un poco desorientados. Tras desayunar damos una vuelta por el pueblo para reconocer el terreno. Las orejas parece que se nos van a caer por el fro, pero conseguimos cambiar dinero, compramos comida y nos pasamos por Mountain Magic Equipment, el punto de referencia en el pueblo para tener informacin de primera mano sobre las escaladas. Con nuestro destroce de cuerpo, preguntamos tmidamente por algn grado 4 que nos sirva de toma de contacto. Sin dudarlo, nos recomiendan Professor, una via de casi 300 metros en la cara NE del Mount Rundle, muy popular por su cercana a Banff y muy fcil de encontrar, segn nos dicen.

Aparcamos nuestro coche en el parking de Bow Falls pero no vemos ningn indicio que nos indique donde puede comenzar el camino a nuestra cascada. Suerte que el conductor de una camioneta de Mountain Mushers (especialistas en pasear japoneses en trineos de perros) se apiada de nosotros y nos lleva justo hasta el principio del camino, a travs de una pista cerrada al trfico pero que ellos utilizan para sus paseos. La verdad es que esta gente es muy enrollada.

LEJOS DEL PLANETA TIERRA

.

..

.


Escalando Pilsner Pillar

Tras una media hora caminando por una huella excelente a lo largo del Bow River, primero vemos all en lo alto las chorreras de hielo que llaman Terminator, The Replicant y Sea of Vapors. En estos momentos esos nombres no son para nosotros nada ms que ciencia ficcin. Pronto descubrimos nuestro objetivo, que resulta ser una serie de muros ms o menos verticales unidos por rampas de nieve, todo ello encajado en una especie de canal. Rpidamente llegamos a la base y mientras nos preparamos me acerco al hielo para probarlo con unos golpes de mi piolet. Pero... qu es esto? Me vuelvo incrdulo hacia Josito y Angel. Este hielo es de otro mundo. Las bajas temperaturas de estos das, de hasta 30 bajo cero, lo han convertido en un material duro y quebradizo, ms similar al vidrio que a cualquier otro material conocido por nosotros. Y sobre todo azul, el hielo ms azul que recuerdo. En fin, nos ponemos manos a la obra y tras unos largos nos hemos familiarizado con el medio. Es mejor ganchear siempre que es posible, ahorra fuerzas y no rompe el hielo quebradizo. Estamos muy contentos. La escalada y el entorno son realmente agradables. Tras alcanzar el final de la va rapelamos de los anclajes instalados. Cae la noche. Nuestro primer da de actividad ha terminado muy satisfactoriamente.

En vista de nuestra buena forma, decidimos probar suerte al da siguiente con Carlsberg Column, grado 5, y Pilsner Pillar, de grado 6 y segn las guas de Albi Sole y Joe Josephson, mximo exponente en columnas free standing en la zona. Aunque la columna no todos los aos toca el suelo, nos han asegurado en Mountain Magic que esta temporada est excepcionalmente gorda. Nos levantamos en cuanto amanece y nos dirigimos hacia nuestro objetivo a toda velocidad... hasta que un polica muy amable nos obsequi con un multazo por exceder el lmite de 90 km./h. En fin, aunque el mismo polica nos dijo que no nos preocupramos de pagar la multa si no tenamos intencin de volver a Canad prximamente, nos resignamos a circular a la velocidad legal.

Desde la autopista observamos la situacin exacta de nuestras cascadas. Es muy recomendable tomar esta precaucin para no perderse luego entre los rboles. Aparcamos a las afueras de Field, justo bajo nuestras cascadas, y comprobamos que hay varias cordadas en Carlsberg, as que decidimos comenzar con Pilsner. Esto ya es serio, se trata de una columna de unos 35 metros rigurosamente verticales. Me toca ir de primero. Nunca he escalado nada similar. Me vienen a la cabeza las fotos de Damilano sobre esta columna, que he admirado una y otra vez durante todos estos aos. Como no queda ms remedio, comienzo a escalar, muy suavemente, sin golpear apenas, gancheando con mis piolets en las numerosas irregularidades del hielo. Escalo preparado para sufrir, para agotar mis fuerzas, tendr que colgarme de los piolets?. Los pies van bien en los championes que sobresalen. Voy muy concentrado. Un tornillo. Un paso desplomado. Equilibro mi cuerpo. Otro tornillo. Ms gancheos. Ms tornillos. Hasta que finalmente llego a los puentes de hielo de la reunin. Estoy desconcertado. Ya se ha acabado? Josito subre y rapelamos. Estamos felices. Vamos a por Carlsberg! Me gustan estas cascadas con nombre de cerveza. Aunque estn orientadas al norte, no hace demasiado fro.

Carlsberg es un estilo distinto. Tambin muy vertical, requiere ms atencin a nuestros pies ya que tiene menos irregularidades. Esto mismo hace que sea necesario golpear con los piolets. Josito negocia el largo clave sin problemas. Sentimos una gran satisfaccin y paz. Es como si escalando estas cascadas de verticalidad todal hubiramos atravesado una puerta hacia otra dimensin. Sobre la marcha nos ponemos a planear nuestros siguientes objetivos. Para maana, Oh Le Tabarnac, y pasado, Weeping Pillar, la cascada que ms nos atrae.

CASI COMO EN CASA

.


Jose Isidro Gordito a punto de escalar Oh Le Tabernacle

Esa noche tenemos tertulia en el hotel con Hugh e Irene, los dueos del hotel, que tienen visita de unos amigos. Son muy simpticos y nos hacen muchsimas preguntas sobre nuestras escaladas. A todo el mucho aqu le choca mucho que haya escaladores de hielo en Espaa. Les explicamos que no todo es sol y playa. Hugh, a sus cincuenta y tantos, nos cuenta que es un gran aficionado al trial, y que hace poco ha quedado quinto en una competicin en USA. Angel aparece luciendo su camiseta de Megadeth. Como a los locales les resulta difcil pronunciar su nombre, automticamente pasa a ser Megadeth Man. Esta gente nos hace sentir como en casa.

A la maana siguiente, tras hora y media de coche, aparcamos cerca de Oh Le Tabarnac, IV, 5+. Contemplndola, me vuelven de nuevo a la cabeza las fotos de Damilano y Perroux. Veremos huellas de oso como ellos?. Huellas de oso no vimos, pero s de puma, y muy recientes, a juzgar por la nitidez con que estaban marcadas en la nieve recin caida esa misma noche. Numerosas huellas de cabra monts nos dieron una pista de lo que poda estar buscando el puma tan temprano. Hoy la temperatura ha subido bastante. Es el 'chinook'. Adems nuestra cascada de hoy est orientada al sur, con lo que tenemos asegurado un ambiente agradable.

Anteriormente esta cascada se escalaba en dos largos, pero es posible hacerla en un solo largo de 50 metros a tope de cuerda, con lo que la va gana en nivel y esttica. El hielo, transformado por el sol, es mucho ms plstico. Las hojas de los piolets encuentran anclajes slidos sin esfuerzo. El inconveniente es que los seguros no son tan slidos. No se puede tener todo. Esta va, para variar, es tambin un autntico disfrute. Josito la escala tambin de primero y luego va Angel con la cuerda por arriba. Aunque lleva muchos aos sin escalar no se le da tan mal. Eso s, se queja mucho, pero no le hacemos caso.

MAS "MADERA"

.

.


Largos finales de Polar Circus

Terminada la faena nos acercamos a ver Weeping Wall, a unos 20 minutos en coche ms all de Oh Le Tabarnac, queremos reconocer el sitio para cuando vengamos maana. Antes de llegar a Weeping Wall paramos a hacer unas fotos a dos cascadas preciosas: Ice Nine y a su compaera Nine (antes llamada Happy Days) que no toca el suelo. Ver Weeping Wall en directo nos tranquiliza bastante, pues comprobamos que la dificultad, especialmente de la parte superior, est a nuestro alcance. Lo que nos preocupa es la temperatura, demasiado elevada incluso al anochecer. En una cascada de su longitud, totalmente expuesta al sur, una temperatura por encima de cero grados significa chorros de agua por todas partes y cada de hielo. En fin, maana veremos.

Y por la maana comprobamos, tras las dos horas de coche de rigor, y los diez minutos de aproximacin desde el parking, que el calor haba hecho de las suyas. El agua corra libremente por la superficie de los muros verticales. Cuando llegamos haba ya dos cordadas en el Lower Weeping Wall, siguiendo las lneas ms sencillas a derecha e izquierda de la misma, lo que nos dejaba libre nuestro objetivo del Central Pillar, III, 5, 125 m. para enlazar luego, segn nuestro plan, con el Weeping Pillar, V, 6, de 155 m. en el Upper Weeping Wall, obviamente mucho menos frecuentado que la parte inferior.

El primer largo de Central Pillar no plante problema, siendo muy similar a cualquier largo de Freezante, por ejemplo, pero el segundo largo era otra historia. Josito tuvo que vrselas con un muro completamente vertical de hielo bastante irregular totalmente transformado por una autntica ducha continua de agua fresquita. Gracias a que la temperatura era bastante suave pudimos sobrevivir a semejante bao. Completamente calados, pero sin ms contratiempos, llegamos a la base del 'Upper'. 'Esto es pan comido' nos dijimos antes de comenzar, pero eso era hablar ms de la cuenta. El da estaba bastante avanzado y el sol aunque velado por una fina capa de nubes, calentaba lo suyo, desprendiendo trozos de hielo de la parte superior que caan arbitrariamente a nuestro alrededor, pero estbamos determinados a subir. Josito comenz a escalar el primer largo aparentemente sin problemas. La plasticidad del hielo haca fcil la progresin. De repente comenz a caer. Ambos piolets se le salieron al traccionar de ellos. Creo que ser mejor que volvamos en otro momento. Pusimos pies en polvorosa y nos dirigimos a los rpeles instalados en Snivelling Gully, en el extremo izquierdo de Lower Weeping Wall.

Unas horas ms tarde estbamos celebrndolo con unas cervezas en el Rose & Crown, el garito con ms marcha de Banff, autntico centro de la vida nocturna del pueblo. Al da siguiente decidimos tomrnoslo de relax y dedicamos la maana a visitar las innumerables tiendas de souvenirs que jalonan Banff Avenue. El chinook continuaba y al medioda, bastante reconfortados por la actividad matutina, nos acercamos a Lake Louise para estirar los msculos en Louise Falls, una bonita cascada con orientacin N. que domina el famoso lago Louise. El inconveniente es que suele estar llena de gente a cualquier hora. Por eso decidimos esperar hasta por la tarde cuando todo el mucho se haba ido. Lo bueno es que pudimos disfrutar de las luces del anochecer en un lugar privilegiado. Lo malo es que tuvimos que rapelar a oscuras (nos dejamos el frontal abajo).

REGRESO AL FUTURO

.


Ice Nine

3 de marzo de 1997. De nuevo estamos en Canad, un ao despus y otra vez ms en marzo! Ahora tenemos dos semanas por delante y estamos preparados para conocer ms de este parque de atracciones de hielo. Desde que comenz el invierno he estado siguiendo la evolucin de las cascadas a travs de Internet y por eso sabemos que las condiciones en general son muy buenas, especialmente en la cara N. del Mount Rundle: Sea of Vapors, nuestro objetivo principal, est ms gorda que nunca, al igual que sus vecinas Terminator y The Replicant, tanto es as que esta es una de las zonas ms frecuentadas este invierno.

Hoy, primer da en Banff, despus de echar un ojo con los prismticos a Sea of Vapors y de limpiarnos las babas heladas que nos han cado por la pechera, nos dedicaremos a resolver algunos pequeos problemillas (todo nuestro material y casi toda nuestra ropa se ha quedado en Londres), haremos algunas compras de emergencia y nos instalaremos en el confortable albergue que tambin es la sede oficial del Alpine Club of Canada. Ubicado en Canmore, a unos 15 km. de Banff, con ms lujos de los que uno est acostumbrado a ver en un lugar para escaladores y con un precio de lo ms barato, el 'clubhouse' es el mejor punto de encuentro y de intercambio de informacin entre escaladores.

Si el primer da nos sentimos felices por estar de nuevo aqu, el segundo realmente no pudimos contener unas lgrimas de emocin cuando de nuevo pudimos reunirnos con nuestros queridsimos petates (uno nunca se da cuenta de lo que aprecia a esos bultos pesados y desagradables hasta que te separan de ellos varios miles de kilmetros). Para celebrarlo preparamos rpidamente nuestro material y nos recorremos los ms de cien kilmetros que hay hasta Murchinson Falls, en la zona del Icefield Parkway, que con unos 200 metros de altura y grado 4+ nos parece una buena toma de contacto. El da es estupendo, con nubes y claros y unos -15C ideal!. Mientras hacemos kilmetros por la autopista helada el paisaje se muestra invariablemente inhspito. Bosques, montaas, nieve. De vez en cuando, alguna cascada que no siempre acertamos a reconocer en la gua, estar abierta?.

COMENZAR DE NUEVO

.


Bajando de Polar Circus

Al igual que el ao pasado, al comenzar, esta primera cascada nos parece hiperdifcil. Durante nuestro entrenamiento en Gredos, Gavarnie y Fournel no hemos encontrado muros tan mantenidos como estos. Como ya somos perros viejos, esta vez no nos desanimamos tanto, pues sabemos que despus de un poco de rodaje estaremos aclimadados. El sol del atardecer premia nuestro esfuerzo mientras vamos rapelando de los 'abalakoff' ya instalados. Mientras bajamos al coche se hace oscuro. Durante el camino de vuelta bebemos todo el t caliente de nuestros termos. Llegamos al albergue, cenamos, charlamos un poco con otros escaladores y a dormir. Ha pasado un da tpico de las Rocosas Canadienses. Por la maana, despus de apretarnos un desayuno como es debido y de prepararnos el t para los termos, decidimos visitar Upper Falls en Johnston Canyon. Con 30 minutos de aproximacin sin apenas desnivel, cuentan con una coleccin de carmbanos verticales de unos 40 metros que nos van a servir para ponernos las pilas... y vaya que si nos sirven! Tras escalar estos muros por varias lneas tenemos los antebrazos como piedras. Por eso vamos a tomarnos algn descanso y al da siguiente decidimos relajarnos y conocer Canmore aunque no pudimos evitar la tentacin de ir a jugar un rato al Canmore Junkyard, unos pequeos muros helados en las afueras del pueblo. Lo bueno que tiene Banff es que puedes elegir escaladas fciles o difciles, cortas o largas, cercanas o casi inalcanzables...
SEA OF VAPORS

.


De izq. a der.: Terminator, The Replicant y Sea of Vapors
.

Tseaofv1.jpg (19646 bytes)
Jose Isidro Gordito iniciando el tercer largo. Foto: Mark Synott


Warren Holinger en Terminator visto desde Sea of Vapors

Llevamos varios das aqu, nos encontramos fuertes escalando, hemos conseguido montones de informacin sobre condiciones de todas las zonas, para cundo vamos a dejar Sea of Vapors? Quiz nos impone un poco ese colgajo de hielo a 700 metros por encima del valle en las sombras paredes del Mt. Rundle... Quiz hemos ledo demasiadas historias de miedo de ascensiones anteriores... Despus de hablar con varios escaladores que han estado all durante los ltimos das tomamos la decisin de no demorarlo ms. Warren Hollinger y Mark Synott, los hroes del momento en Estados Unidos por su va en el Polar Sun Spire, nos dicen que tambin subirn al Rundle con nosotros. Mientras nosotros hacemos Sea of Vapors ellos se encaramarn por Terminator. Nos gusta la idea. Por lo menos la aproximacin estar animada.

Al da siguiente, o mejor dicho, esa noche, a las 4 de la maana nos ponemos en marcha. Tenemos suerte y no hay ningn coche junto al comienzo de la aproximacin. Nadie nos pisar la va. No se por qu hoy hace ms fro que ningn da. He trado toda la ropa que tena. Unos minutos despus aparecen Mark y Warren. Juntos comenzamos la subida de ms de dos horas a travs de un espeso bosque y por laderas empinadas hasta una cueva cerca de la base del muro. Hace mucho fro, seguramente estamos entre -20 y -25C y no vamos a ver el sol en todo el da. Tengo tanta ropa que casi no me cabe el arns. No tengo fro en el cuerpo pero mis pies estn helados dentro de mis botas de cuero. A Jose le pasa lo mismo. Sern nuestros guantes sufientemente calientes? Espero que s. No quiero ir a Zaragoza.

Tras el ceremonial de preparativos nuestros compaeros americanos se van hacia la izquierda, a la base de Terminator y nosotros seguimos de frente hasta llegar justo debajo de Postcriptum, la entrada de nuestra va. Este primer largo le toca a Jose, lo cual me reconforta. El hielo parece gordo y slido pero las historias que hemos odo de este primer tramo no son nada tranquilizadoras. Pronto Jose comienza a devorar metros con bastante soltura, como caba esperar de l, y monta reunin. Corro a reunirme con l y compruebo la buena calidad del hielo. En la reunin estamos eufricos, lo que se ve por arriba ser pan comido si el hielo no cambia de calidad y se mantiene el grosor. El segundo largo no me da mayores problemas y monto reunin. Parece que el Mar de Vapores es un mar tranquilo. Tenemos una vista magnfica de Warren y Mark. Terminator parece impresionante desde nuestro mirador privilegiado. Ellos tambin parecen disfrutar con la vista que ofrecemos.

Mientras aseguro a Jose me percato de que me encuentro en una especie de embudo. Me temo que voy a ser bombardeado -pens. Con toda clase de recomendaciones y ruegos para que tratase de no tirar mucho hielo desped a Jose mientras empezaba el tercer largo. Como era previsible, pronto comenc a recibir los previsibles impactos de los trozos de hielo que Jose desprenda muy a pesar suyo ya que tuvo que atravesar un tramo de hielo bastante frgil. No deb hacerlo, pero alc la mirada para ver por un momento la evolucin de Jose, justo a tiempo de recibir un bofetn de los que hacen poca. Un buen trozo de hielo me golpe en el mentn izquierdo y a pesar del fro intenso pronto not el calor tibio de la sangre bajando por la cara. Mierda! Parezco novato!

Algo mareado por el golpe, por lo menos pude completar la va aunque a Jose le toc tirar el siguiente largo. Cinco rpeles nos dejaron de nuevo en la cueva con los macutos. Los dos americanos que tambin estn bajando de Terminator van a hacer ahora The Replicant. A m el susto y el dolor de la cara me ha dejado sin ganas de escalar, adems necesito una cura urgente ya que cada vez que me ro me sangra la herida.

DESCANSAR?

.


Parte superior de Polar Circus

Bueno, las cosas no van tan mal. Ya hemos escalado la mtica Sea of Vapors y hemos sobrevivido. Ahora, despus de un descanso, tenemos otro 'encarguito' para estas vacaciones. Se trata, ni ms ni menos, de la superclsica Polar Circus. El ao pasado no la hicimos y tuvimos que aguantar unas cuantas charlas de los amigos porque venir a las Rocosas y no hacer Polar Circus es poco menos que imperdonable. As que unos das despus ya con la cara ms presentable nos pegamos el madrugn y la paliza de kilmetros correspondiente para zanjar el asunto. La ascensin es bonita y merece la pena ya que se trata de un recorrido bastante largo por una canal muy encajonada, compuesto de una sucesin de muros de hielo relativamente sencillos, conectados por campas de nieve. Sus dificultades tcnicas moderadas lo ponen al alcance de muchos escaladores, eso s, es un recorrido a evitar con peligro de avalanchas.

Tanto Jose como yo quedamos muy satisfechos con este viaje por la variedad y la calidad de las escaladas que realizamos. Los dos largos de Ice Nine, de grado 6, completamente expuestos al sol y con el hielo ms plstico que se pueda imaginar fueron un contrapunto a Whiteman Falls otro bellsimo grado 6 con una larga aproximacin situado en Kananaskis Country. No muy lejos de esta ltima, durante los ltimos das la zona de Moonlight nos proporcion un terreno ms relajado donde jugar. Las dos semanas han pasado rpidamente, casi sin darnos cuenta. Hemos roto brevemente el silencio del invierno en este lugar remoto. Ese silencio que nos acompaa y nos dice que apenas hemos atisbado una mnima parte de los tesoros helados que guardan estas montaas del otro lado del mundo. Hay que volver...